un punto de fuga



LA naturaleza nunca acierta indefectiblemente. Todo ser desborda sus
contornos o no los llena

Nicolás Gómez Dávila (EI, 43a).